Préstamos en línea en el acto: Una solución rápida y segura

¿Necesitas algo de dinero extra? Resuelve cualquier urgencia en cuestión de minutos con los préstamos online en el acto de Dinerio. Nunca ha sido tan fácil conseguir un crédito como ahora.  ¡Déjanos ayudarte a mejorar tus finanzas!

El futuro no espera a nadie. Nuestro entorno cambia a velocidades a las que cada vez nos es más difícil adaptarnos y entender cómo funciona cada nuevo hito en el mundo contemporáneo es casi imposible. La política, la sociedad, la economía… ¡Todo parece moverse a nuestro alrededor a ritmos inalcanzables! Sobre todo si hablamos de finanzas.

Con todo ese movimiento surgen nuevos problemas que afectan a nuestra vida diaria. Problemas que tenemos que solucionar al ritmo que se nos vienen encima. ¡Y nadie, pero absolutamente nadie, está a salvo de las urgencias financieras!

Un gasto de último minuto puede arruinar nuestros planes a corto y mediano plazo. Por suerte, para nosotros, las entidades financieras, conscientes de esta problemática, han tomado cartas en el asunto y hoy en día tenemos múltiples opciones como los créditos online en el acto para solventar de forma rápida cualquier inconveniente relacionado con el dinero. ¡Sin citas ni colas interminables en el banco!

Este tipo de préstamos online se caracterizan por la facilidad y comodidad con que pueden ser solicitados, así como por la inmediatez en la que es posible recibirlos. ¡Con un poco de suerte es posible recibir el dinero en el mismo día en que se realizó la solicitud! ¡Y todo desde la comodidad de tu teléfono!
Hoy, estaremos hablando sobre este tipo de créditos, sus ventajas, los procedimientos para su solicitud, las diferencias con un crédito normal y muchos otros puntos relacionados con este tema. Además, conocerás sobre las posibilidades de solicitar un préstamo online en el acto con ASNEF.

Comencemos por el principio, ¿qué son los créditos en línea en el acto?

La principal característica de este tipo de préstamos puede resumirse en dos palabras: rapidez y sencillez.

Los créditos online en el acto son la respuesta a situaciones que necesitan una solución urgente relacionada con dinero. Es por ello que los bancos y demás instituciones financieras han creado todo un entramado de sistemas para facilitar su formulación. 

El proceso puede completarse en un par de minutos e incluso es posible recibir la cantidad solicitada en el mismo día.

Para poder lograrlo se ha eliminado una buena parte de todo el trámite burocrático que normalmente acompaña los préstamos tradicionales. Es por ello que hoy en día, casi la única forma de solicitar este tipo de servicios es de forma online.

Esto último ha traído como consecuencia que el proceso se simplifique de manera considerable y, por tanto, que los requisitos para formalizar la solicitud sean bastante menos. Al hacerse de forma online y con tal inmediatez, aquellas entidades que comercializan este tipo de productos se ven obligadas a omitir una buena parte de las verificaciones que normalmente se llevan a cabo.

Aunque no todo es color de rosa. Al haber muchos menos requisitos y verificaciones, el riesgo que asumen las entidades es mayor, pues existe una posibilidad alta de sufrir de impagos o demoras en las mensualidades. Lo que hace que normalmente las comisiones y el porcentaje de interés sean más elevados.

Préstamos a plazos

crezu

4.5

Cantidad100 - 10.000 €
Duración61 - 90 días
TAEdesde 0 %

100% Online

Alta tasa de aprobación

Procesamiento en 14 minutos

casheddy

5

Cantidad100 - 300 €
Duración91 - 120 días
TAEdesde 0 %

Comparador de préstamos

Bajos requisitos

Sin comisión por sus servicios

vivus

4.8

Cantidad50 - 300 €
Duración60 - 61 días
TAEdesde 350 %

Bajos requisitos de solicitud

Proceso rápido

Solicitud online

prestalo

4.1

Cantidad100 - 60.000 €
Duración3 - 96 meses
TAEdesde 4.02 %

Acepta ASNEF

Sin comisiones

Respuesta inmediata

¿Qué usos podemos darle a este tipo de préstamos?

La finalidad de este tipo de créditos viene estrechamente relacionada con la velocidad con que pueden ser concedidos. Debido a ello, usualmente se solicitan para solucionar algún problema urgente y puntual que requiera de una cantidad de dinero de la que no disponemos, pero que no es una suma demasiado grande. 

Estos son algunos escenarios en los que es posible usar este tipo de préstamos:

Un tratamiento médico

Muy útil para aquellos casos en que el seguro o la seguridad social no cubre los gastos de algún tratamiento o medicamento.

Reponer algún electrodoméstico

Se rompen, ¡y mucho! En la inmensa mayoría de los casos siempre lo hacen en los momentos más inoportunos, por eso viene bien poder solicitar un poco de dinero extra en caso de que sea necesario para reponerlo

Reparar una avería del coche o del hogar

A nadie le gusta perder la calidad de vida por la que tanto luchamos, por eso cuando se avería el coche o hay algún desperfecto no descansamos hasta poder arreglarlo. ¡Con este tipo de préstamos puedes hacerlo realidad!

Pagar una multa

Nunca es agradable, pero siempre conviene salir de este tipo de tragos amargos con un préstamo lo más rápido posible para evitar complicaciones.

Hacer frente a imprevistos

La compra, el alquiler, la vida… cualquier cosa en cualquier momento puede salir mal, y los créditos online al momento te pueden ayudar a darle una solución rápida a tus problemas financieros de forma cómoda y sencilla.

En caso de necesitar mayores cantidades de dinero, o si tienes algún gasto planificado, como una reforma general o renovar el salón, entonces es mejor intentar acceder a otros tipos de préstamos con menores tasas de intereses y comisiones. Como puedes observar los créditos rápidos son utilizados en la inmensa mayoría de los casos para dar solución a problemas urgentes y puntuales de nuestra cotidianidad.

Tipos de préstamos online en el acto y sus características

Existen varios tipos de créditos online en el acto y, aunque comparten características comunes, si tienen algunas diferencias interesantes que los hacen cubrir diferentes aspectos y situaciones.

Conocer las características de cada uno, qué procedimientos están relacionados y qué documentos es posible que nos soliciten es importante si queremos acceder a la mejor financiación posible en condiciones óptimas.

Recuerda que aunque las cantidades sean pequeñas y el acceso a ellas rápido, eso no significa que no debas intentar esforzarte al máximo por conocer cuáles serán las condiciones en que se te prestará ese dinero y realizar un pequeño estudio de la información que te brindan. 

Dicho esto, aquí tienes algunos de los tipos de préstamos online en el acto y una breve descripción de cada uno:

Préstamos rápidos

La principal característica de este tipo de préstamo es que el importe solicitado se otorga de forma muy rápida. El tiempo promedio de espera son aproximadamente 48 horas y las cantidades oscilan entre los 1000 y los 15000 euros. 

Es importante destacar que en comparación con los préstamos normales, las tasas de interés son considerablemente más elevadas y los plazos de devolución mucho más cortos

Tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito también entran dentro de esta tipología de préstamos (en caso de tenerla concedida, si no, pues el procedimiento hasta su aprobación puede alargarse hasta casi un mes). Si cumples con todos los requisitos, el importe llegará a tu cuenta casi al instante.

Es importante destacar que las cantidades que las cantidades que brindan este tipo de préstamo son algo limitadas, no superando en muchas ocasiones los 3000 euros. (Aunque es posible llegar a 6000 a través de renovaciones al devolver el crédito). En este caso hay que tener en cuenta que algunos tipos de interés pueden ser aplicados.

Minicréditos al instante

Los minicréditos o microcréditos son una modalidad de préstamo online que en su mayoría son otorgados por entidades financieras privadas. Las cantidades suelen ser pequeñas y rondan entre los 100 y 1000 a devolver en períodos cortos de tiempo (aproximadamente unos dos meses).

Estos préstamos no requieren de apenas papeleo e incluso se otorgan a personas que se encuentran clasificados como “morosos”. El proceso para contratar un microcrédito es muy rápido: Se completa una solicitud online de muy pocos pasos y en cuestión de minutos es posible conocer si se ha aprobado la solicitud en tu correo electrónico o la página web donde se hizo la solicitud.

El principal problema de estos préstamos es que tienden a tener intereses muy elevados debido al factor de riesgo que los caracteriza.

Líneas de crédito

Este tipo de préstamos online en el acto suelen utilizarlo en su mayoría empresas y autónomos. Por ejemplo, el Banco de España pone a disposición del cliente una cantidad determinada de dinero cuyo máximo estará dado por el riesgo potencial que determina el acreedor sobre dicho cliente al estudiar sus datos financieros.

Por tanto, el titular del préstamo pagará intereses según el importe que emplee, aunque también puede darse el caso de tener que pagar por la posesión de la línea de crédito. 

Esta es una modalidad renovable y, en casi todos los casos, es la norma. Se firman con una duración determinada y luego se van extendiendo.

Préstamos rápidos

La principal característica de este tipo de préstamo es que el importe solicitado se otorga de forma muy rápida. El tiempo promedio de espera son aproximadamente 48 horas y las cantidades oscilan entre los 1000 y los 15000 euros. 

Es importante destacar que en comparación con los préstamos normales, las tasas de interés son considerablemente más elevadas y los plazos de devolución mucho más cortos

Tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito también entran dentro de esta tipología de préstamos (en caso de tenerla concedida, si no, pues el procedimiento hasta su aprobación puede alargarse hasta casi un mes). Si cumples con todos los requisitos, el importe llegará a tu cuenta casi al instante.

Es importante destacar que las cantidades que las cantidades que brindan este tipo de préstamo son algo limitadas, no superando en muchas ocasiones los 3000 euros. (Aunque es posible llegar a 6000 a través de renovaciones al devolver el crédito). En este caso hay que tener en cuenta que algunos tipos de interés pueden ser aplicados.

Minicréditos al instante

Los minicréditos o microcréditos son una modalidad de préstamo online que en su mayoría son otorgados por entidades financieras privadas. Las cantidades suelen ser pequeñas y rondan entre los 100 y 1000 a devolver en períodos cortos de tiempo (aproximadamente unos dos meses).

Estos préstamos no requieren de apenas papeleo e incluso se otorgan a personas que se encuentran clasificados como “morosos”. El proceso para contratar un microcrédito es muy rápido: Se completa una solicitud online de muy pocos pasos y en cuestión de minutos es posible conocer si se ha aprobado la solicitud en tu correo electrónico o la página web donde se hizo la solicitud.

El principal problema de estos préstamos es que tienden a tener intereses muy elevados debido al factor de riesgo que los caracteriza.

Líneas de crédito

Este tipo de préstamos online en el acto suelen utilizarlo en su mayoría empresas y autónomos. Por ejemplo, el Banco de España pone a disposición del cliente una cantidad determinada de dinero cuyo máximo estará dado por el riesgo potencial que determina el acreedor sobre dicho cliente al estudiar sus datos financieros.

Por tanto, el titular del préstamo pagará intereses según el importe que emplee, aunque también puede darse el caso de tener que pagar por la posesión de la línea de crédito. 

Esta es una modalidad renovable y, en casi todos los casos, es la norma. Se firman con una duración determinada y luego se van extendiendo.

Requisitos para solicitar un préstamo en el acto

En general, los requisitos para solicitar este tipo de préstamos son mucho más sencillos que para un préstamo habitual, debido a que en casi todos los casos es posible completar la información que se nos solicita en un sitio web.

Aun así, es importante destacar que los documentos y requisitos son variables; dependerán en última instancia de la entidad o banco donde nos dispongamos a hacer la solicitud.

Aquí te dejamos una pequeña lista de los requisitos más comunes:

  • Contar con la mayoría de edad (más de 21 años).
  • Residir en España
  • Ser el titular de una cuenta bancaria
  • No figurar como moroso
  • Contar con alguna entrada de dinero; una nómina, por ejemplo
  • Contar con un buen índice de pago de deudas y buen historial crediticio
Documentos necesarios

Documentos necesarios

Al igual que los requisitos para este tipo de préstamo, los documentos dependerán en su mayoría del banco y del tipo de crédito que quieras solicitar:

  • Formulario de solicitud correctamente rellenado
  • Documento de identidad
  • Número de cuenta
  • Extracto bancario con los últimos 3 meses
  • Algún documento que acredite que tienes ingresos regulares (una nómina)

Diferencias entre un préstamo regular y un préstamo rápido

Al referirnos a temas y productos financieros es normal que nos preocupe cuáles son los riesgos y beneficios al solicitarlos. En estos casos es muy importante considerarlo bien y analizar todas las opciones que tenemos a nuestra disposición. 

Una de las cosas a tener en cuenta es si realmente aunque nuestro historial crediticio nos lo permita, podemos hacernos cargo del préstamo en cuestión.

¿A qué debemos prestar atención al solicitar un préstamo en el acto?

Una vez ya estás completamente convencido que necesitas un crédito de este tipo, hay una serie de factores a los que debes prestar atención para no verte involucrado en una situación de impago con las cuotas.

La buena noticia es que existen muchas páginas web en las que puedes comparar varios de estos préstamos entre ellos y así tomar la decisión más acertada posible. Lo que es una mejoría considerable si tenemos en cuenta que hasta hace unos pocos años debíamos recorrer la ciudad e ir preguntando banco por banco a ver cuáles condiciones nos ofrecían para acabar con un gran dolor de cabeza y las ideas nada claras. 

Si aún no te queda del todo claro qué debes mirar con atención a la hora de examinar todas las propuestas del mercado, aquí te dejamos una serie de recomendaciones:

Importe

En pocas palabras, la cantidad que debes solicitar. Trata de ajustarte lo más que puedas a realmente lo que necesitas, ni más ni menos. Es dinero fácil, pero viene con muchas responsabilidades y obligaciones.

Plazos y cuotas

Este es un punto muy importante. Conocer al detalle cómo va a funcionar todo una vez tengas el dinero en tus manos es crucial si quieres mantener un historial crediticio impoluto. Esfuérzate por encontrar la oferta que más se adapte a tus condiciones.

Intereses

Saber cuánto debes pagar como interés al solicitar un crédito es tan esencial como conocer cuándo debes hacer los pagos. Hay incluso algunas entidades que ofrecen el primer préstamo con un TAE del 0%.

Comisiones

No es raro que una vez establecido el importe se cobren también comisiones por la tramitación del préstamo. Es bueno familiarizarse con ellas para no pagar de más innecesariamente y comprender las condiciones en que se te ofrece el servicio.

Asistencia Técnica de la sucursal

Conocer la calidad del servicio con el que cuenta la entidad donde vas a formalizar tu préstamo es también muy importante, a pesar de que en la mayoría de los casos sea de forma remota.

No devolver el dinero a tiempo: consecuencias

A veces las complicaciones vienen solas y no podemos preverlas. Es por ello que conocer con exactitud las cantidades y con qué frecuencias serán las cuotas de devolución es un paso de suma relevancia.

En caso de que fallen tus planes, es necesario que conozcas que las consecuencias pueden ser bastante graves: desde una subida de intereses hasta el embargo de bienes líquidos como pensiones, cuentas o, en casos extremos, propiedades físicas.

Muchas entidades financieras ofrecen la posibilidad de renegociar las condiciones de los préstamos en casos de impago, pero nunca es una situación agradable. 

Es por ello que es crucial hacer los pagos a su debido tiempo y, sobre todo, elegir bien el servicio o crédito que deseamos contratar.

¿Es posible obtener un préstamo online en el acto con ASNEF?

En general, este tipo de préstamos cuentan con requisitos bastante flexibles, aunque hay un tipo de cliente que sí puede encontrar dificultades a la hora de tramitarlos: aquellos que estén incluidos en una lista de morosos, como la de la ASNEF

¿Es posible? Sí, pero dependerá de a cuánto ascienda el importe de la deuda. Muchas de las entidades donde es posible conseguir un préstamo al momento están abiertas a proporcionar créditos a personas con deuda, lo que no significa que no vayan a mirar los riesgos o a regalar su dinero.

Al ser datos públicos es posible rastrearlos y analizarlos con detenimiento. En nuestra experiencia son 3 los que resultan de especial relevancia a la hora de solicitar un crédito estando en la lista de la ASNEF:

  1. ¿Cuánto se debe? 
  2. El número de deudas en general
  3. ¿A cuántas entidades del sector se les debe dinero? Un gran punto en contra es tener deudas en diferentes lugares, porque si esa persona ya ha dejado de pagar a varias empresas existe la posibilidad de que también incurra en impagos con la siguiente.

Reparar una avería del coche ¿Es buena idea solicitar un crédito al momento?o del hogar

Sí. Si realmente consideras que te resulta necesario, ¡adelante! Pero recuerda que es muy importante conocer bien todos los detalles del préstamo que estamos por contratar para no incurrir en impagos.

Un préstamo al momento puede ser una buena herramienta si la usamos con cabeza para resolver problemas puntuales y a corto plazo, pero debemos tener en cuenta que es un arma de doble filo.